La kinesiología es un sistema de diagnóstico y tratamiento que se basa en la relación de: órganos, meridianos, músculos y emociones.

Para ello se utilizan pruebas musculares y test para conocer los posibles desequilibrios.

Es un lenguaje de feedback con el cuerpo. De este modo trabajamos con la información que nos proporciona la estructura y no con lo que dice la persona, evitando barreras mentales.

En el cuerpo se queda todo registrado. Con la kinesiología buscamos devolver la frecuencia correcta al organismo.

Se pueden trabajar multitud de situaciones.

Músculo indicador.

Un músculo indicador es aquel que tiene la capacidad de mantener la posición cuando lo evaluamos y debilitarse cuando lo inhibimos.

En condiciones normal cuando un músculo está sometido a una situación de estrés no puede mantener su contracción y se debilita.

Para utilizar un musculo en testaje éste debe de encontrarse sin estrés, ni interferencias, lo que se denomina estado normotono.

Proceso.

En el proceso del test con kinesiología siempre se informa de lo que va a suceder.

Se pide al cliente si es necesario que haga fuerza con algún músculo, lo relaje o coloque el cuerpo de un modo u otro.

Se efectúa el test buscando una buena calidad en las respuestas.

Es un proceso siempre indoloro.

Recomendaciones.

Para un buen test muscular debe haber interés, armonía, tranquilidad y un estado emocional neutro.

Los ojos deben de estar abiertos, la mandíbula relajada y la respiración calmada.

Nunca se debe el test sobre un miembro dolorido, dislocado, fracturado o con heridas.

Si quieres saber más o crees que esta técnica puede ayudarte contáctame.

Abrir chat
¿En qué puedo ayudarte?