Eduardo Cestari fue uno de mis profesores en la formación de Masaje Pressel y me ayudó a comprender el masaje y el movimiento de forma integral, con su ritmo y sus pausas pero sin perder de vista el cuerpo físico con el que estamos trabajando.

Ahora reside en Brasil donde ejerce como masajista Pressel, terapeuta craneosacral y maestro de gimnasia Bothmer.

Te dejo la traducción de un artículo que tiene en su blog https://eduardocestari.com.br. Espero que la disfrutes y te ayude a dar luz a estos momentos inciertos que vivimos.

 

Movimiento detenido

 

Es necesario detener un movimiento para que suceda la palabra.
Cuando dejas de pensar, la escucha florece. Se abre para conocer los pensamientos del otro, en silencio.

Un inmenso abanico de posibilidades surge cuando el movimiento se detiene: la agitación cotidiana da paso a hacer lo que tiene sentido, un saludo cotidiano deja cruzar la mirada en una búsqueda sincera de la amistad, los senderos seguros del destino parecen abrirse para provocar cambios nunca imaginados.

Puedo pensar que el movimiento es transformación, pero esta vez la falta de movimiento también fue transformadora. Al menos existía esa posibilidad.

El planeta sin duda lo agradeció y muchas voces se unieron para cuestionar el recorrido hasta ahora y afirmar una actitud de cambio por un futuro sostenible.

El miedo ha sido el gran protagonista de estos últimos meses y lo seguirá siendo, pero quienes se dedican al cuidado de la salud pueden estar seguros de que la calidad del movimiento influye directamente en el proceso de curación. Cuanto más consciente es un movimiento, más lleno de cualidades está. Y si por la fuerza de la voluntad detenemos un movimiento, puede convertirse en algo más elevado: la palabra, escuchar el pensamiento del otro, la libertad.

En el movimiento Bothmer hay un ejercicio llamado “Triángulo estancado”, que acumula una gran fuerza que se irá soltando y esta experiencia nos llena de vida.

En la terapia Craneo Sacral, el llamado “punto quieto” permite nuevas conexiones.
El masaje Pressel no masajea todo el cuerpo, sino en una sesión las extremidades inferiores y en la otra la superiores y la espalda, permitiendo que el movimiento actúe de forma silenciosa durante la noche.

Abrir chat
¿En qué puedo ayudarte?