La reflexología podal es una técnica que se basa en la estimulación de zonas reflejas que se encuentran en el pie y en otras partes terminales del cuerpo, como las manos, la lengua o las orejas.

Se caracteriza por ser un método natural y holístico, cuya acción activa los procesos auto-curativos de nuestro cuerpo, permitiéndonos usarlo de una forma preventiva para mantenernos saludables.

Gracias al empleo de diferentes técnicas de digitopresión, se realiza un masaje que varía según la patología y la zona que se esté trabajando.

El objetivo es estimular, armonizar y relajar todas estas zonas, produciendo al mismo tiempo un efecto tonificante y sanador en todo el cuerpo.

Los pies son un holograma de la totalidad del ser humano, en todos sus aspectos: físico, mental y emocional.

Cuando realizamos este masaje estamos interactuando con el campo electromagnético del paciente, con sus fuerzas curativas, sus tendencias mentales y emocionales innatas, ayudando al paciente a aumentar su nivel de conciencia sobre si mismo y su vida.

Durante las consultas podemos utilizar esta herramienta de varias maneras:

  • A modo de masaje con la única intención de relajar y dar al paciente un momento de paz y descanso. Para ello complementamos con aromas, aceites y música que acompañen al cuerpo a un estado de plenitud.
  • Dentro de las necesidades de consulta. Puede ser que haga falta complementar varias técnicas a la vez, por ejemplo reflexología podal junto con flores de Bach y algo de nutrición por ejemplo.

Beneficios de la reflexología:

  • Relaja nuestro sistema nervioso
  • Activa la circulación sanguínea
  • Mejora la calidad del sueño
  • Activa el sistema inmunitario
  • Pone en marcha mecanismos de depuración y eliminación de toxinas
  • Equilibra los distintos sistemas

Si quieres saber más puedes ponerte en contacto conmigo pinchando aquí.

Abrir chat
¿En qué puedo ayudarte?