Conoce este fermento fácil y saludable.

El rejuvelac es una bebida fermentada a partir de granos o legumbres germinadas muy fácil de hacer y que no precisa de ingredientes complejos para su realización.

Está llena de probióticos y enzimas, esto lo convierte en un alimento con grandes propiedades:

  • Nos ayuda a mejorar y mantener nuestra flora intestinal.
  • Desinflama el sistema digestivo, ayudando en patologías como colitis, gastritis o para digestiones pesadas.
  • Gracias a su gran cantidad de enzimas nos ayudará a tener mejores digestiones y a evitar fermentaciones no deseadas.
  • Aporta vitaminas del grupo B. Aunque no esté claro si aporta cantidades significativas de B12, lo que si hace es ayudar a nuestro organismo a sintetizarla.
  • Muy recomendable en casos de estreñimiento o diarrea. Regula nuestro tránsito intestinal.
  • Estimula el sistema inmune, es antienvejecimiento y nos da energía.
  • A nivel tópico tiene un efecto tónico e hidratante, tanto de la piel como del cuero cabelludo.

¿Cómo se prepara?

Después de elegir el grano o legumbre que quieras utilizar ponlo en remojo durante toda la noche.
A la mañana siguiente retira el agua y pon el grano o legumbre a germinar. Yo tengo una germinadora de la marca Vogel pero se puede hacer en un bote, en un colador o en otro tipo de germinadores.
Poner a germinar significa dejar el alimento con humedad pero no con agua y esperar hasta que comiencen a salir los primeros brotes.
Depende de lo que hayas elegido puede tardar un día o dos. En este caso  escogí granos de Kamut y tardaron un par de días en germinar todos.
Cuando ya estén listos mételos en un bote grande o botella de cristal y rellena de agua. Lo recomendado es una parte de germinados por dos de agua. Tapa con un trapo (no pongas tapa, debe respirar) y deja que fermente entre 24 y 48 horas en un lugar fresco, seco y en oscuridad.
Durante el tiempo que le tengas fermentando de vez en cuando es buena idea moverlo un poco para que se mezcle y todos los granos estén en contacto con el líquido.
Dependiendo de la época del año y la zona en la que te encuentres puede tardar más o menos.

rejuvelac
rejuvelac
rejuvelac
Pasado este tiempo veremos que el agua esta blanquecina, ese es el punto. Colamos nuestros germinados y nos quedamos con el líquido resultante. Ese es nuestro fermento!!
Lo mejor es conservarlo en nevera, para parar el proceso de fermentación y dura máximo dos semanas.
Con los granos fermentado se puede repetir el proceso, hasta dos veces más. Es decir, con una tanda de germinados se pueden hacer tres tandas de rejuvelac. Lo único que debes tener en cuenta es que el proceso durante la segunda y la tercera fermentación será menor, ya que las semillas ya están muy activas. Con doce horas puede ser suficiente.

Lo mejor es que lo uses en crudo para aprovechar todas las enzimas y nutrientes. Puedes añadirlo a zumos, batidos o preparaciones como quesos veganos.

El sabor que tiene es a algo ácido y el olor es parecido al de la levadura, como a algo láctico. Dependiendo del cereal o la legumbre que hayas utilizado para hacerlo puede variar un poco, pero si huele muy mal, fuerte o avinagrado puede que haya fermentado mal. Mejor haz otro.

Para que esto no suceda cuida la temperatura de fermentación, que no sea demasiado alta.

Asegúrate de que los utensilios que utilizas estén limpios y que el agua y el germinado sean de buena calidad.

Espero que lo disfrutes!!

——

Última actualización el 7 de Julio de 2020.

Abrir chat
¿En qué puedo ayudarte?